Qué es el cloud computing

¿Qué es el cloud computing?

Si hace unos años, no muchos, no podíamos vivir sin los dispositivos de almacenamiento físicos (disquetes, CDs, memorias externas, etc.), y cada vez que adquiríamos un software teníamos que valorar la diferencia de precio entre su versión monopuesto o la multipuesto, ahora le hemos dado la vuelta por completo a la tortilla, y apenas nos acordamos de esta dependencia. El cloud computing ha ido entrando poco a poco en nuestras vidas (personales pero, sobre todo, profesionales) para quedarse. Y lo cierto es que se ha convertido en un pilar fundamental para empresas y organizaciones de todo tipo. En Cibertelia somos conscientes de ellos, y por eso el cloud computing es uno de los servicios que ofrecemos a nuestros clientes. Sus ventajas son innegables. Te contamos cuáles son y en qué consiste exactamente este tipo de tecnología. 

Qué es el cloud computing 

Seguro que ya tienes una ligera idea de lo que es el cloud computing o computación en la nube, pero puede que sea aún algo difusa. A pesar de que, casi seguro, ya te estás beneficiando de sus bondades desde hace tiempo sin quizás ser consciente de ello.

El cloud computing es una tecnología que nos permite acceder a distancia a recursos informáticos tan variados como almacenamiento, servidores, bases de datos, redes, software y mucho más. Normalmente y casi siempre a través de Internet. Esto nos brinda la posibilidad de no tener que gastar, ocuparnos y preocuparnos por almacenar datos en soportes físicos, ni de tener un determinado software ubicado en un sólo equipo o dispositivo. En realidad, esta tecnología nos ofrece diversas funcionalidades de las que enseguida hablaremos.

Por último, cabe señalar que los orígenes de la computación en la nube son ciertamente más remotos de lo que podamos pensar. Efectivamente, el término «cloud computing» se populariza en la década de los 2000, que es cuando los gigantes proveedores de servicios de Internet desarrollan su propia infraestructura de servicios en la nube. Sin embargo, parece que la idea se retrotrae unos cuantos años atrás. Unas fuentes le atribuyen el germen del concepto a MacCarthy, y otras, a Licklider; pero el caso es que ya en los años 60 del siglo pasado se visionaba un sistema de computación más flexible y escalable.

Almacenamiento de datos

Cuáles son sus funcionalidades

El cloud computing ha revolucionado la forma en que accedemos y hacemos uso de la tecnología. Comprender y saber aprovechar las distintas opciones de servicio será un buen modo de agilizar y mejorar el rendimiento y la productividad de una empresa. Son numerosas las funcionalidades de la computación en la nube, pero podemos resumirlas muy brevemente en las siguientes utilidades: 

  • Almacenamiento de datos

Lo más común en el cloud computing son las opciones de almacenamiento que ofrece, para datos de todo tipo. Desde un simple archivo de imagen hasta una base de datos completa.

  • Respaldo y recuperación de datos

Suele ser habitual que los proveedores de servicios en la nube ofrezcan soluciones de backup y copias de seguridad, lo que garantiza la seguridad de la información y su disponibilidad en todo momento.

  • Desarrollo de aplicaciones

La nube ofrece recursos y plataformas que simplifican la creación y lanzamiento de aplicaciones, disminuyendo el esfuerzo y los recursos requeridos para llevar una aplicación al mercado.

  • Servicios gestionados

Los proveedores de servicios en la nube ofrecen una variedad de servicios gestionados, como bases de datos, análisis de datos, inteligencia artificial, aprendizaje automático, entre otros, que permiten a las empresas aprovechar tecnologías avanzadas sin la necesidad de contar con experiencia interna.

Servicios en la nube

Principales ventajas

En realidad, las funcionalidades de la computación en la nube pueden fácilmente confundirse y entremezclarse con las ventajas de esta tecnología. Pues, en esencia, se trata de aquello que hace que seamos más eficaces y eficientes en nuestro trabajo. El hecho de trabajar con el cloud computing ofrece a las empresas una serie de ventajas notables que, entre otros, pueden hacer que tu compañía ahorre mucho tiempo y dinero. Las vemos. 

  • Flexibilidad   

No importa de qué tamaño sea tu empresa. El cloud computing permite escalar recursos de manera flexible según las necesidades específicas de cada compañía. Por ejemplo, la capacidad de almacenamiento, la potencia de procesamiento, o cualquier otro recurso informático sin tener que invertir en más hardware. Así, los usuarios pagan únicamente por los recursos que consumen, lo que suele resultar más económico que invertir en infraestructura propia.

  • Accesibilidad

Estés donde estés, lo único que necesitas para acceder a tus datos, a tus recursos, o a diferentes servicios es una conexión a Internet. Esto facilita enormemente la colaboración y el trabajo remoto.

  • Fiabilidad

Los proveedores de servicios cloud computing cuentan con infraestructura redundante para asegurar que sus servicios estén siempre disponibles. Es decir, en caso de fallo o cualquier interrupción, los servicios en la nube seguirán estando operativos y funcionando. 

  • Seguridad

Otra de las ventajas de los servicios en la nube es la seguridad que brinda. Los proveedores suelen contar con medidas de seguridad avanzadas que protegen los datos de los usuarios. Como hacemos en Cibertelia, en donde tendrás toda la información de tu empresa y de tus clientes bajo la máxima seguridad. 

  • Ahorro de costes

Al eliminar la necesidad de mantener servidores físicos y equipos de infraestructura, tu empresa podrá reducir significativamente sus costes operativos. Además, también te ahorrarás la contratación de ciertos especialistas en mantenimiento informático.

Computación en la nube

Tipos de cloud computing 

Para hablar de los tipos de computación en la nube, primero hemos de distinguir entre los tipos de nube  y los modelos de servicio.

Los tipos de nube, por un lado, hacen referencia a la red en las que están implementadas. De este modo, contaremos con nubes públicas, que son propiedad de un tercero, quien también las administra. Un claro ejemplo, Google. 

Las nubes privadas están, por el contrario, alojadas en una única empresa u organización, que es quien la habrá adquirido a un proveedor externo. 

El tipo de nube híbrido combina la nube pública con la privada, lo que aporta una mayor flexibilidad a la empresa, quien sigue contando con la privacidad de su propia nube pero añadiendo un mayor flexibilidad. 

Por otra parte, los modelos de servicio son fundamentalmente tres y se plantean así para adaptarse mejor a las diferentes necesidades de cada cliente o empresa. 

  • SaaS o Software como Servicio. Provee a la empresa de aplicaciones listas para usar a través de Internet. Por ejemplo, Thunderbird, Slack, Zoom, Dropbox, etc.
  • IaaS o Infraestructura como Servicio. En este caso el modelo lo que proporciona es la base, es decir, recursos tanto físicos como virtuales, como pueden ser servidores, almacenamiento, redes, bases de datos, etc. Un ejemplo sería Amazon Web Service, Microsoft Azure o IBM Cloud.
  • PaaS o Plataforma como Servicio. El PaaS nos ofrece un entorno completo que proporciona a los desarrolladores todas las herramientas y servicios necesarios para desarrollar, probar, desplegar y mantener aplicaciones de software sin la complejidad de gestionar la infraestructura subyacente. Como ejemplo tenemos Salesforce Platform, Google App Engine o Microsoft Azure App Services.

Qué te ofrecemos en Cibertelia

En resumen, comodidad, fiabilidad, seguridad y una optimización de tu tiempo y tus recursos. En Cibertelia somos expertos en servicios de cloud computing. Y desde nuestra experiencia y gracias a nuestro profesional experto te brindamos la posibilidad de centralizar tus operaciones en la nube. De este modo, disfrutarás de una serie de comodidades y ventajas que te permitirán ahorrar esfuerzo, tiempo y dinero. ¿Quieres saber más? Pide tu asesoría gratuita. Estaremos encantados de atenderte. 

En Cibertelia somos expertos en ciberseguridad para empresas y en servicios de cloud computing, entre otros. Ponte en contacto con nosotros. Tu empresa lo agradecerá. 
Abrir chat
Resuelve tus dudas aquí
¡Hola!

Estoy por aquí por si me necesitas.

Escríbeme para preguntarme lo que quieras.